jueves, 12 de octubre de 2017

Discovery The butcher’s knife

The butcher’s knife cares not for the lamb’s cry


Cuidado, a continuación hay SPOILERS!!


Algunos apuntes
La historia va desarrollándose a cada capítulo. Y confieso que este me ha recordado a StarGate Universe. Obviamente salvando las distancias, por lo menos aquí pasan cosas. En aquella serie, sobre todo en la primera temporada, se podía resumir los capítulos como: el que necesitan aire, agua, comida. Sabías que si empezabas con “no tenemos tal cosa” al final del mismo ya lo tendrían. Aquí ha pasado lo mismo: necesitamos viajar, y al final lo consiguen y todo gracias a la criatura tardígrada. En realidad su desarrollo me parece bastante inverosímil: empieza como un depredador cuyo nombre de Destripadora es bastante acertado, para convertirse casi en un tripulante más. Volviendo con las similitudes, me recuerda a la horta, el monstruo que aterraba a los mineros de Janus IV en The devil in the dark (ST,1.26), y que al final resultó tan solo una madre protegiendo a sus huevos. Aunque me hubiera gustado que el misterio que rodeaba la criatura hubiera tardado más en desvelar parte de sus secretos. Eso sin mencionar su “sorprendente” capacidad de navegación, aunque entiendo que eso nos lo explicarán más adelante. Eso espero. La verdad es que están desaprovechando la incógnita que generan al resolverlo en el siguiente episodio de su aparición. Para mí tendrían que dejar más espacio entre el planteamiento de un enigma y su resolución. A este paso en el siguiente capítulo ya descubriremos de donde viene el destripador o por qué en su cerebro se almacena la información cartográfica de la Flota Estelar. Y al final de la temporada me lo veo pilotando la Discovery, cual miembro de la Cofradía Espacial tras el uso de la especia melange de Dune (Frank Herbert, 1965).

Bel, una fiel lectora del blog, mencionaba en un comentario los personajes que son lanzados al vacío del espacio cuales camisas rojas sin valor. Lo que sí queda claro que aquí no puedes encariñarte con nadie o que me lo digan a mí con la teniente Landry, que perecerá tras ser atacada por el tardígrado, algo lógico tras enfurecer con un phaser a la criatura capaz de despedazarte en un “beso”. Me ha sorprendido su temprana muerte, que si la contamos con la de la capitana Georgiou (volveré a confesaros que esperaba volver a verla, tal vez resucitada por los klingons como prisionera o algo, pero no me imaginaba que la carne de su cráneo iba a ser el primer plato –literalmente hablando– de Voq) la serie ya empieza a parecerse a Juego de Tronos (HBO, 2011-2019).
¿Quién será el siguiente?

Hermoso el detalle del telescopio como herencia de Georgiou a su discípula Burnham. ¿Pero quién lo sacó de la Shenzhou? Yo creo que fue Saru. Vuelvo a abrir las apuestas.

Otras cosas inverosímiles que ocurren es el olvido por parte de los klingons de la nave sarcófago. ¿Han tardado seis meses en recordar que esta contaba con un sistema de ocultación, una ventaja táctica de primera magnitud en la guerra que está luchando contra la Federación? Más que imperdonable, simplemente estúpido. Igual de increíble que la lealtad de la tripulación de K’Tuvma se venda por un plato de gagh (por muy fresco y vivo que esté). ¿No es este el pueblo del honor y la tradición? ¿Eso no se consideraría traición?

Una referencia curiosa. Kol, el klingon que rechazó la unión del Imperio Klingon alrededor de K’Tuvma en la lucha contra la Federación y que regresa a la nave sarcófago en busca de la tecnología de ocultación, pertenece a la Casa de Kor. Esta es una de las grandes Casas y está emparentada con la mismísima familia imperial. En el 2375 Kor, hijo de Rynar era el último miembro de ella. El mismo Kor que se enfrentó a Kirk en Organia en Errand of Mercy (ST, 1.27) y quien el Albino envenenó a su primogénito en Blood oath (DS9, 2.19). Tal vez un detalle sin importancia. O no.

La nave se dobla sobre sí misma cuando activa la propulsión de esporas, me ha recordado a los antiguos salvapantallas de Windows. Me gustaría hablar más delante, cuando tenga más información del motor de esporas y de la Discovery. Pero por la conversación entre Locar y Stamets, donde este último recuerda: “Toda esta nave se diseñó acorde con mi especialidad científica”. Y teniendo en cuenta que no veo ninguna ventaja con la capacidad de rotación del casco exterior de una sección del plato, especulo que la nave fue modificada para esta misión, de allí que parezca nueva, aunque tenga un número de matrícula bajo.


Ll. C. H.

Links relacionados:


domingo, 8 de octubre de 2017

Discovery Context is for King

Context is for King


Cuidado, a continuación hay SPOILERS!!


Tras ver Context is for King, podemos decir que The vulcan hello & Battle at the binary stars realmente no fueron capítulos pilotos, sino más bien una introducción, ya que ahora sí ha empezado enserio Star Trek Discovery. No solo aparecen nuevos personajes que hemos de descubrir (hasta entonces solo conocíamos tres), sino que entramos en una nueva dinámica de la acción y sobre todo del ambiente donde desde ahora nos moveremos. Además se hace de sopetón, al igual que a Burnham, nosotros también abordamos un lugar nuevo y desconocido, donde parece que todo está en marcha, con su propia dinámica. Esta abrupta entrada me ha recordado The West Wing (El Ala Oeste de la Casa Blanca, de Aaron Sorkin, 1999-2006) donde los espectadores nos introducían en su primer capítulo en inercias de personajes ya creadas de antemano, bien definidas de un segundo año de legislatura del presidente Bartlet. Se hizo sin preámbulos, ni presentaciones, si te gustaba te quedabas y seguías el ritmo, sino, lo dejabas. Y parece que Discovery ha hecho lo mismo. Ahora la antigua primera oficial de la USS Shenzhou, presa y sin rango, llega hasta un lugar nuevo que además le es hostil por culpa de sus pasadas acciones.

Además la USS Discovery parece que encierra muchas incógnitas. Empezando por las intenciones de su capitán, quien, como él mismo dice: “le gusta que le dé un aire misterioso”. Hay un ambiente de paranoia y secretismo, que algunos ya han asociado a la Sección 31. (1) Y aunque ya hayan revelado el propósito de los trabajos que se realizan a bordo la escena final en el zoológico de Lorca nos deja bien claro que hay más intenciones ocultas a bordo de la nave de las que nos han dejado ver. Esta sensación se recalca durante el abordaje de la Glenn, oscuro y tenebroso, con los cadáveres retorcidos de sus tripulantes, que nos dice que los klingons no son los únicos peligros a los que nos enfrentaremos. Me da la sensación, aunque es pronto para decirlo siendo este el tercer capítulo, que Discovery quiere explorar la parte más oscura de la humanidad, así lo demuestran los conflictos internos que tienen algunos personajes. Y para remarcarlo el ambiente que han creado es más oscuro, y por tanto más maduro. También se aleja del ambiente optimista y utópico que representa Star Trek y sus posteriores spin-off, claro que ahora estamos envueltos en una guerra y este ambiente coincide con las otras series de Bryan Fuller como Hannibal (2013-15) o American Gods (2017-…). Y aunque este se retiró durante la producción, los personajes y la historia de la primera temporada llevan su sello. Lo que sí podemos decir es que sin lugar a dudas Discovery ha logrado diferenciarse creando su propia atmósfera y diferenciadora con el resto de series en tan solo tres capítulos.

Nuevos personajes
Con un metraje más corto que el anterior capítulo doble, Context is for King (DIS, 1.03) solo nos han podido mostrar una pincelada de los protagonistas. Así el capitán de Gabriel Lorca parece ser el motor de la oscuridad que nos muetran, tiene  una personalidad gris que oculta sus intenciones. En las palabras de su primer oficial, el comandante Saru: “El capitán es un hombre que no teme las mismas cosas que la gente normal, pero yo sí. Y usted es temible Michael Burhman”. Y aunque nos explica que están desarrollando un sistema de propulsión, la escena final con la criatura recuperada de la USS Glenn, nos deja con un tono de advertencia: ¡cuidado con Lorca! ¿El lado oscuro de la Flota Estelar?

Paul Stamets es el científico responsable del desarrollo del propulsor de esporas, que usa la red micelial que une el universo para desplazarse a gran velocidad. Es un hombre inteligente, arrogante y pragmático, aunque es curiosa la casi nula reacción que tiene ante la muerte de su amigo y colega. La cadete Sylvia Tilly es por ahora el contrapeso cómico o por lo menos mi presentación así lo parece. Es un personaje nervioso y espontáneo, ansioso por complacer e inocente, el relevo de otros caracteres jóvenes de las otras series que eran Wesley y Harry Kim. En contraposición está la fría Ellen Landry, jefa de seguridad, leal hacia el capital Lorca, por ahora podemos decir que tiene el carácter de un soldado, cumple las normas y las órdenes recibidas sin cuestionarlas.

Recuperamos a Burnham y a Saru, la primera con la oportunidad de redimirse de sus pecados, mientras que el segundo no permitirá que esta vuelva a poner en peligro a su capitán, su nave y su nueva tripulación. La advertencia sobre sus temores ante Burnham, nos recuerda que este es imprevisible, como un vulcano que no haya seguido las enseñanzas de Surak y la lógica.

USS Discovery
Con el paso de los años las naves se han convertido en un personaje más de la series de Star Terk. Vehículos imprescindibles para viajar hasta dónde nadie ha llegado nunca, descubrir nuevas formas de vida y nuevas civilizaciones. Y al contrario que en otras ocasiones la protagonista de esta serie ha aparecido en el tercer capítulo, y aun sabemos poco de ella, es de la clase Crossfield y su fin es la investigación, siendo capaz de tener hasta 300 misiones científicas al mismo tiempo. Además por su aspecto acaba de salir de los astilleros, según nos indican, aunque su número matrícula es NCC-1031, lo que contradice a la capitana Georgiou que dijo que la Shenzhou, con la matrícula NCC-1227, ya era un modelo viejo en el 2249, cuando Burnham entró a servir a bordo.

Su misión es desarrollar un nuevo sistema de propulsión y las explicaciones que nos dan sobre ello son enrevesadas y poco claras, por lo que mejor esperar a ver que más nos dicen. Aunque por ahora podemos decir que esa tecnología no aparece en el futuro del universo de Star Trek, tal vez sea un fracaso como la fugaz mención de la transcurvatura de ST III: The search for Spock. El tiempo lo dirá.

Referencias al universo Trek
Si hay algo en que los fans estamos, y estaremos, atentos en cada capítulo, es en buscar las referencias al universo previo. Y por ahora éstas han sido múltiples, tanto en el atrezo y decorados, como en las menciones a lugares y hechos, como en elementos importantes de la trama. Eso genera la sensación de continuidad, que estamos entre las mismas estrellas que surcaron Kirk, Picard y el resto de nuestros héroes. Por ahora se ha mencionado a los andorianos varias veces, por lo que aunque no les hemos visto, sí están  presentes. Y aunque la tecnología que nos muestran es mucho más avanzada de lo que se pudo crearse en los años 60 para la clásica, aún se mantienen elementos originales, como el sonido de las consolas del puente, o la existencia de los discos de datos (esos cuadrados amarillos de plástico duro), como el que entrega el teniente Stamets a Burnham. Y aunque se supone que no se han inventado los replicadores, Burnham consigue un uniforme nuevo de su talla. Menos contradictorio es la existencia de los sintetizadores de alimentos, que usando precisamente tarjetas de datos expendía comida.

En el laboratorio exobiológico de Lorca (llamada menagerie, que viene a traducirse como zoológico o casa de fieras) pudimos ver el esqueleto de un humanide reptiliano, que obviamente es el de un gorn, un par de topos cardassianos que aparecieron en Deep Space Nine, y varios peludos tribbles. Mientras que el mapa que tiene en su despacho sigue de cerca el diseño de los libros de ST: Charts & ST: StellarCartography, mostrando los sectores Archanis y Mempha entre otros. En The vulcan hello (DIS, 1.01) se mencionaba la colonia andoriana de Gamma Hydra, lugar que ya ha aparecido en numerosas ocasiones, incluyendo el capítulo The deadly years (ST, 2.11) o durante la Prueba del Kobayashi Maru. Donatu V también ha sido mencionado en diversas ocasiones, al igual que la colonia klingon de H’atoria, allí donde Worf será gobernador en el futuro alternativo de All good things… (TNG, 7.25/26). Y cuando a Burnham viaja a través de red micelial se mencionan y se ven planetas ya conocidos, algunos vistos en la clásica como Janus IV en The devil in the dark (ST, 1.26) o la Base Estelar 11 en Court Martial (ST, 1.14) o el planeta del cuadrante Delta Ilari que será visitado por la USS Voyager en el 2373 en Warlord (VOY, 3.10). Al mencionar las Lunas de Andoria aparecidas en The aenar (ENT, 4.14), son mucho más verdes de lo que nos mostraron en el siglo XXII, y además aparece un obelisco igual que el que los Preservadores instalaron en el planeta Amerind de The Paradise síndrome (ST, 3.03). Estas contradicciones también pueden deberse a que los nombres de los planetas no se correspondan con las imágenes vistas. Mientas que la aparición de Romulus plantea la posibilidad de que se supiera el origen de los romulanos antes de los sucesos de Balance of terror (ST, 1.08).

La mención al arte marcial vulcano de sus mahna ya viene del usado por T’Pol en Maurauders (ENT, 2.06). Mientras que cuando Burnham está gateando por los corredores de Jeffries recita de memoria un fragmento de Alicia en el País de las Maravillas, que posteriormente sabremos que le leía su madre de acogida, al hijo de esta y a ella, en Vulcano. Y es que precisamente en el capítulo de la serie animada Once upon a planet (TAS, 1.09), Spock menciona que su madre, Amanda Grayson, era muy aficionada a la obra de Lewis Carroll. Una curiosidad sobre los títulos de los libros que tenía la capitana Georgiou en su despacho corresponden a los de varios capítulos: The Cage, Balance of terror, Plato’s stepchildren, The City on the Edge of Forever, o Mirror, Mirror, entre muchos otros. Un guiño a la serie clásica.

En el discurso de T’Kuvma se mencionan las cuatro razas fundadoras de la Federación: humanos, vulcanos, tellarites y andorianos, mientras que el personaje de Kahless como fundador del Imperio Klingon apareció por primera vez en The savage curtain (ST, 3.22) y ha sido la base de su cultura y sus historias a lo largo de la saga. Entre las Casas mencionadas, está la de D’Ghor ya había aparecido en The House of Quark (DS9, 3.03). Además, Voq, el portador de la antorcha, es un albino, al igual que el enemigo de los klingons (de la clásica) Kang, Kor y Koloth que apareció en Blood Oath (DS9, 2.19). ¿Será el mismo personaje?


Ll. C. H.

Notas de producción:
(1) La Sección 31 es una organización secreta, no sujeta a las normas y leyes de la Federación o la Flota Estelar, cuyo propósito es preservar a estas de sus enemigos utilizando cualquier medio a su disposición.


Links relacionados:


miércoles, 4 de octubre de 2017

Friendship One

El envío de vehículos no tripulados o sondas en la exploración es tan antiguo como la misma conquista de las estrellas. Numerosas razas y civilizaciones las han construido y usado, incluso los cytherianos, las envían para contactar con otras civilizaciones y que estos viajen hasta su planeta, situado en el centro de la Vía Láctea, como el que protagonizó la USS Enterprise-D en el 2367 [The Nth degree (TNG, 4.19)]. La Tierra también utilizó gran cantidad de sondas durante sus primeros pasos fuera de su planeta, desde el Sputnik-1, su primer satélite artificial puesto en órbita el 4 de octubre de 1957 [Carbon Creek (ETN, 2.02)], a la sonda Voyager 6, que lanzada por la NASA en el siglo XX, retornó 300 años después como el ente llamado V’ger, con la idea de fusionarse con su creador y así transmitirle a este los conocimientos que había acumulado durante su viaje [ST: The motion picture]. Pero otros muchos vehículos no fueron tan famosos, aunque sus viajes ayudaron a configurar la exploración espacial.

Proyecto Friendship (1)
Después de que Zefran Cochrane alcanzara la velocidad de curvatura, la Tierra se encontraba empezando a salir de las consecuencias de la 3ª Guerra Mundial, y no había ninguna nave capaz de internarse en el espacio profundo, en realidad se tenía que desarrollar la tecnología necesaria y construirlas. Pero el anhelo por descubrir qué había más allá del Sistema Solar y explorar las estrellas, de llegar hasta el resto de seres que las poblaban, hizo que se iniciara la construcción de una serie de sondas capaces de superar la velocidad de la luz. Así se empezó a unificar lentamente los esfuerzos del planeta para la exploración espacial creando la UESPA o United Earth Space Probe Agency (Agencia de la Tierra Unida de Sondas Espaciales) bajo los auspicios de las Naciones Unidas. (2) Su primer gran proyecto fue el lanzamiento de una serie de vehículos de exploración de espacio profundo llamados Friendship.

Básicamente las Friendship contaban con la misma propulsión que había usado la Phoenix de Cochrane, incluyendo las barquillas de curvatura y el reactor con un campo de mezclado de materia antimateria. (3) Aunque revisado por los mejores ingenieros espaciales y construidos con los materiales más resistes del planeta, con el resultado de ser más potente. Para poder mantener la sonda en funcionamiento el mayor tiempo posible, se instaló dentro del casco un pequeño sistema que permitía convertir el deuterio capturado por los colectores bussard situados frente a las barquillas en anti-deuterio, que era utilizado en la cámara de mezclado para generar la energía que generaba el campo de distorsión subespacial.

Su sistema de propulsión no sería el único elemento reutilizado por las Friendship, ya que se usarían parte de los sistemas electrónicos de la sonda Nomad MK-15c, lanzada en el 2002. (4) Así se actualizó y amplió el sistema de análisis espectrográfico y los sensores de adquisición para adaptarlos y permitir mantener las tensiones generadas por la velocidad de curvatura. Otro aspecto heredado de la Nomad fue el diseño de su sistema de navegación. El doctor Jackson Roykirk quiso crear, con la MK-15c, una máquina capaz perfectamente de tomar decisiones lógicas independientes, con la que buscara nuevas formas de vida en el espacio interestelar [The changeling (ST, 2.08)]. Para las Friendship no se quiso llevar la inteligencia artificial al nivel de Roykirk usó para crear su sonda, pero sí se utilizaron como base para crear un programa de navegación autónomo, que usando la lógica y la información que recogían sus sensores, pudiera guiarse hacia su objetivo de localizar otras civilizaciones y contactar con ellas [Especulación].

Y ese era el principal propósito: el contacto con otras especies y por tanto contenían información de los habitantes de la Tierra y su cultura, como habían tenido las sondas Pioneer y Voyager lanzadas entre el 1972 al 1999 respectivamente. Entre su contenido había un saludo de la Secretaría General de la ONU que empezaba: “Nosotros, el pueblo de la Tierra, os saludamos con espíritu de paz y humildad, mientras nos aventuramos fuera de nuestros sistema Solar, esperando ganar la confianza y la amistad de otros mundos”, aprendido por los alumnos terrestres durante siglos. También llevaba 76 saludos en distintos idiomas terrestres, junto a imágenes del planeta y sus habitantes y una ecléctica selección de música de todas las culturas, incluyendo orientales y occidentales, como los conciertos de Las Cuatro Estaciones de Vivaldi. Sus proyectistas eran conscientes de que otras formas de vida que pretendían encontrar no tenían por qué ser capaces de entender el mensaje de las Friendship o los menos para contactar con la humanidad, por eso también tenían los mecanismos para que otras civilizaciones pudieran diseñar una manera de comunicarse. Así que también llevaban una gran cantidad de información tecnológica, científica y cultural, incluyendo matrices de traducción, datos sobre chips de computadora y transceptores. Eran muestras de la futura amistad entre los habitantes de la Tierra y aquellos con los que podían encontrar aquellas sondas.


Funesto legado
Las primeras sondas fueron lanzadas en el 2067, tan solo 4 años después del Primer Contacto con los Vulcanos en Bozeman, Montana. Aunque fueron diseñadas para funcionar de manera casi indefinida, no se esperaba que duraran más de un siglo, con ellas se pretendía ampliar el espacio explorado por las primeras naves terrestres, minimizando los riesgos para sus tripulaciones. En realidad se pretendía que en unas pocas décadas las naves tripuladas alcanzaran sus rutas y las superaran. Y en la mayoría de casos eso es lo que sucedió, pero hubo una de las sondas que permaneció activa hasta el 2248, cuando la Flota Estelar perdió el contacto en la cuadrícula 310 del cuadrante Delta, a 30.000 años luz de la Tierra. (5)

Lo que sucedió con ella no se descubrió hasta el 2378 cuando la USS Voyager, dentro de su viaje de regreso por el cuadrante Delta, atravesó esa cuadrícula. La Friendship 1 había llegado a un planeta de clase M y contactado con los uxali. Estos hicieron ingeniería inversa y descubrieron el funcionamiento de su reactor de antimateria, aplicando la tecnología en la red energética de su mundo. Sin embargo carecían de los conocimientos necesarios para hacerlo con seguridad y se produjo un accidente que liberó la radiación en su atmósfera causando un invierno nuclear. Tras la llegada de la nave estelar su tripulación fue capaz de eliminar la radiación provocando una reacción isolýtica en la atmósfera con sus torpedos de fotones [Friendship One (VOY, 7.21)].


Tipo: Sonda de espacio profundo
Dimensiones:
            Longitud: 54.9 metros
            Altura: 12.20 metros
            Anchura: 16.59 metros
Reactor: Mezclado de materia/anti-materia
Velocidad: factor 1.4 de curvatura



Notas de producción:
Hoy 4 de octubre de 2017 hace setenta años que el primer objeto construido por el hombre, el satélite Sputnik-1 (Спутник-1, significa satélite o compañero), se colocaba en órbita lanzado desde el Cosmódromo de Baikonur. Era un hito de la historia de la humanidad, el primero de los pasos hacia la conquista de la estrellas.

(1) Entiendo que no solo se enviara la Friendship 1, y que esta fue seguida por un buen puñado de hermanas similares.

(2) Su logotipo aparece en el casco dentro de la estrella que sería símbolo de la Flota Estelar.

(3) Esto es una mera especulación, pero me parece factible. En la novelización de ST: First Contact se menciona este tipo de reactor a bordo de la Phoenix.

(4) Durante el proceso de diseño Rick Sternbach se inspiró en partes de la sonda Nomad, aparecida en The changeling (ST, 2.08) y de allí la especulación de sus sistemas electrónicos. Por otro lado tras la 3º Guerra Mundial es lógico pensar que se usara tecnología ya desarrollada, en vez de invertir en unos recursos para desarrollar otra genuina.

(5) La distancia recorrida por la Friendship 1 desde la Tierra al mundo uxali es de 30.000 años luz, tardando 181 años, siempre me ha parecido una gigantesca exageración. Según la novelización de ST First contact el Phoenix de Cochrane alcanzó el factor 1.1 de curvatura durante unos segundos y teniendo en cuenta que no se superó la barrera del factor 2 de curvatura hasta el 2143 según se indica en First flight (ENT, 2.24), podemos suponer que esta sonda superaba por poco el factor 1. Siguiendo las tablas de velocidades y distancias que aparecen en los Fact Files de Star Trek esta hubiera tardado 10.000 años en cruzar el espacio de la Federación de 10.000 años luz. Alcanzar el planeta con el que contactó le hubiera costado 30.000 años de viaje y no los 181 que se menciona en el capítulo. Para poder alcanzar su destino tendría que haber viajado a un factor de 3.5 de curvatura.

Ll. C. H.


Links relacionados: