lunes, 2 de marzo de 2015

Ships of the line



En el año 2000 apareció el primer calendario de naves de Star Trek (que sería del año siguiente, el 2001) publicado entre Pocket Books y Andrews McMeel Publishing. La idea original partió de Adam Lebowitz (conocido como Mojo, supervisor de efectos digitales que trabajó en VOY, DS9 y ENT y fue co-autor del libro ST: Starship spotter) durante el trabajo para la secuencia de Utopia Planitia para Relativity (VOY, 5.24) que pensó que era una pena que su cuidadoso trabajo se viera borroso en la televisión y no con la alta definición que ellos sí tenían. Así, con ayuda de Robert Bonchune, idearon hacer un libro con las imágenes de modelos de CGI creados para la producción de la serie. Pocket Books desechó la idea (tras las pocas ventas de Star Trek: Action!), pero propuso la idea de un calendario.


Desde entonces en sus láminas nos encontramos escenas de las series y películas, homenajes a grandes momentos de esta saga espacial, otras que parecen sacadas de un concurso de fotografía (pertenecientes al calendario del 2002), junto a otros momentos inéditos, que poco a poco fueron incluyendo nuevas situaciones y naves. También fue cambiando el estilo y no solo se incluían los modelos CGI original de la serie, sino también imágenes en 3D y algunas ilustraciones. Todo ello con una gran calidad, que ofrecía gran variedad en los diferentes meses del año. Sus autores eran miembros del equipo de producción como Andrew Probert, Doug Dexler, John Eaves o Koji Kuramura, con alguna colaboración de Michael Okuda, así como otros profesionales como Mark Rademaker, John Teska, M.D. Phoenix o Tobias Richter, autor del interior de la USS Enterprise-D del libro Paseopor la Enterprise y los efectos del largometraje profesional Star Trek: Axanar.



Además de las naves aparecidas en las series y películas, como las diferentes Enterprise (desde la clase NX hasta la J), la Defiant o los pájaros de presa klingons y de guerra romulanos, también se mostraban algunos diseños inéditos o que no habíamos visto nunca en pantalla. Uno de los más interesantes, aunque no es realmente original, es la actualización de la clase NX. Con un pequeño texto de Michael Okuda, se añadió una sección de ingeniería, con un hangar y un deflector principal de navegación. También mostraron la Enterprise con anillo de curvatura XCV-330 que había aparecido en una imagen en Star Trek: The Motion Picture. También cobró vida el boceto de John Eaves del crucero klingon D4 y vimos el yate del capitán Calypso de la Enterprise-D y la aeronave de la Voyager, junto al diseño de Andrew Probert del pájaro de guerra romulano vertical, y también de Probert apareció el diseño original para la clase Ambassador creado al principio de The Next Generation. Dentro de las naves inéditas destacan la USS Bonaventure NCC-1000 de Meni o la USS Onimaru diseñada por Dan Uyero, la USS Phalanx NCC-74998 en el dique seco a punto de ser botada de D.M. Phoenix, que también actualizó varias naves de la clase Saber atacando las lunas de Nibia para el calendario de este año 20015. O la nave estelar experimental Altair, que recuerda uno de los bocetos del concepto original de la Voyager. Incluso una de las imágenes la trilogía de novelas: Star Trek Destiny aparecidas a partir del 2008. Original de Pierre Drolet, nos mostraba la Columbia NX-02 que había sido localizada estrellada en un planeta desértico en el cuadrante Gamma.




Recopilaciones

En el 2006 y 2014 aparecieron sendos libros titulados Ships of the line, publicados por Pocket Books y Gallery Books, respectivamente, que reunían la mayoría de estas imágenes. La segunda edición contenía las ilustraciones ya recogidos en el libro del 2006, más las aparecidos en los calendarios hasta el 2014 (curiosamente faltan algunas, como las de Andrew Probert, pero en su gran mayoría están el resto). Todas ellas agrupadas por cada época y series (ENT, la clásica, las películas, etc…) y contaba con la introducción y textos de Michael Okuda. El formato apaisado de 27.9 x 17.8 permite obtener una imagen bastante grande de la ilustración (aunque algo recortadas), con la ventaja que todas se encuentran en la hoja izquierda, por lo que estas no se encuentran partidas por la mitad. Lo que permite gozar perfectamente de todos estos momentos con un gran detalle.




Aproximación personal:

La verdad es que en estos años de sequía en las serise de Star Trek, poder tener una vez al año un producto de esta calidad y además de naves, es un placer que desearía que se repitiera más a menudo que solo una vez al año. Además, la participación en este proyecto de miembros del equipo de producción como Andrew Probert, John Eaves o Michael Okuda, así como la gran calidad de las ilustraciones, hacen que estos calendarios, aunque no sean considerados oficiales, sí me inspiren en utilizar la información que aparece en ellos y como otros manuales les considere semi-oficiales.





Ll. C. H.


No hay comentarios:

Publicar un comentario