martes, 28 de enero de 2014

Guerras de la frontera cardassiana



Las Guerras de la Frontera cardassiana, como lo fue el conflicto entre la Tierra y Romulus en la clásica, es uno de esos sucesos que marcaron el universo de Star Trek en la era de The Next Generation y por tanto en Deep Space Nine y Voyager. Y como suele suceder en esta saga se desconoce la mayor parte de los aspectos de esta guerra, sobre todo sus causas y su intensidad. Aunque para muchos de los personajes significó un trauma su participación en este conflicto fronterizo.
  
Marco temporal:
Es mencionada por primera vez en The wounded (TNG, 4.12), primera aparición además de la raza de los cardassianos en el universo de Star Trek. La información que ofrece este capítulo de la guerra es muy importante: lo primero es situarnos su marco temporal: nos dicen que se inició en el año 2347 con el ataque a Setlik III (llamada masacre) por parte de fuerzas cardassianas. Además nos dicen acaban de firmar una tregua, armisticio o alto el fuego, por lo tanto el conflicto se alargó hasta el 2367, es decir que la guerra ha durado 20 años.

Desarrollo:
Conocemos por tanto que la guerra se inició con el ataque a Setlik III, según el glinn Daro al creer que era para prevenir un ataque por parte de la Federación. Este reconoció que el hecho fue “un terrible error”. En el mismo capítulo, el capitán Picard recuerda que en su último encuentro con los cardassianos, a bordo del USS Stargater en el sector 21503, este tuvo que alejarse después que, en un gesto de buena voluntad, desactivara los escudos, lo que fue aprovechado por la nave de guerra enemiga para atacarles y dañar los motores de impulso y las armas. Como el Stargazer fue dada por destruida en el 2355 durante la batalla de Maxia, este encuentro tiene que haber ocurrido antes de ese año [The wounded (TNG, 4.12)].

Cuando Kathryn Janeway era teniente (no es especifica el año) fue miembro de un equipo de misión que defendió un puesto avanzado contra los cardassianos. La lucha se alargó durante semanas, terminando con un tiroteo que duró 3 días [Prey (VOY, 4.16)]. Es posible que fuera cuando servía a bordo del USS Al-Batani bajo el mando del capitán Owen Paris, ya que este fue su primer destino como oficial científico. El USS Tecumseh, bajo el mando del capitán Reymond, participó extensamente en los combates [Nor the battle to the strong (DS9, 5.04)].

El punto álgido del conflicto se vivió entre el 2355 y 2359 [ST:DS9 Technical Manual]. Y una de las consecuencias se hizo sentir en el planeta Camor V, donde muchos de los adultos camorites perdieron la vida, dejando numerosos huérfanos [Bloodlines (TNG, 7.22)]. En numerosas ocasiones se desplegaron campos de minas graviticas, como en la década del 2350 en el sector Beloti. Años después estas minas causarían daños a la USS Denver, una nave colonial con 517 pasajeros y 23 tripulantes, haciéndose que se estrellara en un planeta del sistema Mericor [Ethics (TNG, 5.16)].

Algunos de los sectores disputados durante la guerra son la nebulosa McAllistes C-5 [Chain of command, II (TNG, 6.11)]. Además de todos aquellos que se encuentran en la Zona Desmilitarizada.
 
Consecuencias:
La desconfianza, tras tantos años de guerra, es mutua, y en el 2367 el capitán Benjamin Maxwell al mando de la USS Phoenix, decide lanzar una serie de ataques por su propia cuenta contra puestos avanzados y naves de transporte cardassianas en el sector 21505, sospechando que estaban rearmándose para lanzar nuevas ofensivas. Aunque interceptado por el USS Enterprise-D, la presencia cardassiana en el estratégico sistema Cuellar, al alcance de tres sectores de la Federación, hace a esta sospechar y vigilar estrechamente sus intenciones [The wounded (TNG, 4.12)]. El tratado del 2367, negociado entre otros por el capitán Edward Jellico, entregaba varios territorios en disputa a ambas partes, así como el intercambio de prisioneros según la Convención de Seldonis IV y dejaba la puerta abierta a futuras negociaciones [Chain of command (TNG, 6.10/11)].

En el 2369, y a pesar del tratado de paz, la Flota temía que también quisieran anexionarse el sector Igo [Realm of fear (TNG, 6.02)]. Además ese año los cardassianos intentaron apoderarse del sistema Minos Korva, situado a cuatro años luz de su frontera y siete de la nebulosa McAllister C-5 [Chain of command, II (TNG, 6.11)]. Y para defenderlo la Flota habría enviado al sistema el USS Berlin, la USS Aries y la USS Shutherland. (1) Entre las clausulas firmadas se encontraba la retirada de Bajor en ese año, planeta ocupado desde el 2319 [Emissary (DS9, 1.01/02)].

Finalmente en el 2370 se firmara el tratado de paz entre la Federación y Cardassia, creando la Zona Desmilitarizada. Entre otras cuestiones se trazaron las líneas definitivas de las fronteras de ambas potencias, generando que colonias de uno y otro bando pasaran a formar parte del otro bando [Journey’s end (TNG, 7.20)]. Con el Acuerdo de Jankata se indicaba que “ninguna de las dos especies entraría en el otro cuadrante con el fin de una expansión territorial” [The Voyager conspiracy (VOY, 6.09)]. (2) Aun así el descontento de los colonos y de algunos oficiales de la Flota que se sintieron traicionados con este tratado, hizo que se creara una fuerza paramilitar con el objetivo de defender a aquellas colonias de la Federación que había quedado dentro de la frontera cardassiana llamada el Maquis [The Maquis I (DS9, 2.20)].


Las pérdidas personajes fueron cuantiosas. Gul Evek perdió a dos de sus tres hijos durante la guerra [Journey’s end (TNG, 7.20)], así como cientos de miles de ciudadanos, lo que provocó la desmoralización entre la población [Chain of command (TNG, 6.10/11)]. Toda la familia del capitán Benjamin Maxwell fue asesinada en Setlik III y el jefe O’Brien se arrepiente de lo que los cardassianos le hicieron hacer: matar a otros seres vivos. En esa batalla murieron Will Kayden y Raymond Boone [The wounded (TNG, 4.12)]. Y políticamente hablando los embajadores Spock y Sarek discreparon públicamente del conflicto, empeorando su relación personal [Unification I (TNG, 5.07)].

Percepción personal:
Este conflicto fronterizo, como es mencionado, se dilata por lo menos 20 años, por lo que podemos deducir que su intensidad durante esos años es variable. Las guerras fronterizas normalmente no son de gran intensidad, esporádicos choques, repliegues, largas patrullas que no ocurre nada y posteriormente una escaramuza, un ataque para controlar un sistema o neutralizar una incursión enemiga. ¿Por qué llegar a esta conclusión? Entre otros motivos porque se usa el término “guerras de la frontera” en plural, lo que hace suponer una serie de conflictos o por lo menos periodos de calma o alto el fuego entre los diferentes combates. Además si Picard, en su encuentro a bordo de la Stargazer, baja los escudos como gesto de buena voluntad podemos suponer que en ese momento no había un conflicto abierto. Esta baja intensidad de los combates y la distancia temporal de estos, haría más lógico que el conflicto se hubiera extendido durante dos décadas.


Aunque Cardassia se plantean como una potencia similar a la Federación, también tiene sus limitaciones tecnológicas, estando algo por detrás en su desarrollo. Las naves de la clase Galor en el 2366 no pueden competir en igualdad de condiciones con la clase Nebula (que junto a la clase Galaxy serían las naves más avanzadas de la Flota Estelar), destruyendo la USS Phoenix a dos naves de guerra aun teniendo estas los códigos para desactivar sus escudos como se narra en o la capacidad de los sensores de largo alcance de la Federación en The wounded (TNG, 4.12). Poco después se especifica que el Tipo-3 de la clase Galor es considerado “de primera línea” en Ensing Ro (TNG, 5.03). Por tanto capaz de medirse con las clases Miranda, Excelsior y Ambassador, pero no con la última generación de naves estelares. Esto nos sitúa a Cardassia como una potencia que necesita toda su capacidad industrial para mantener una guerra contra la Federación. Por otro lado, podemos suponer, que si la guerra hubiera sido de mayor intensidad, el potencial humano e industrial de la Federación visto en la posterior guerra del Dominion, a pesar de su ética de no usar la violencia como primera opción, podría haber derrotado con facilidad a este adversario. También es posible que no se pusiera toda la carne en el asador para acabar con el conflicto al no verse amenazada su forma de vida o no se viera al adversario como una amenaza como sería el Dominion años después. O que los periodos de tranquilidad no hicieran presagiar que tardarían tanto tiempo en consolidarse la paz. También puede ser que subestimaran a los cardassianos.

La diferencia tecnológica puede ser dada por una tendencia natural al retraso cardassiano o al propio desgaste de una guerra prolongada. Aunque la expansión militar se le ha atribuido a la falta de recursos naturales de los planetas y la necesidad de alimentar a la población. La violencia con que se plantea la ocupación de Bajor hace suponer que durante la guerra los combates fueron encarnizados y sin cuartel. Los recuerdos de O’Brien del ataque a Setlik III así lo atestiguan y este sería el primer enfrentamiento, por lo que el odio, el rencor y la revancha no estarían presentes en la mentalidad de los combatientes. Por otro lado no podemos olvidar los retorcidos métodos cardassianos, como la alteración quirúrgica para introducir agentes encubiertos como Raymond Boone en Tribunal (DS9, 2.25) o Kira Nerys en Second Skin (DS9, 3.05). Así como las maniobras para encubrir los movimientos militares como en The wounded (TNG, 4.12).

Obviamente las menciones de esta guerra en The wounded (TNG, 4.12) no tenían en cuenta las dimensiones que los cardassianos posteriormente tendrían en el universo de Star Trek. Querían mostrar las heridas internas, que no siempre sanan, que provocan los conflictos, en ese caso una batalla ocurrida 20 años antes. Pero ellos mismo agrandaron el problema al mencionar que el alto el fuego se había acordado ese mismo año. ¿Es que no pudieron reflexionar que entonces la Flota Estelar hubiera estado en guerra durante dos décadas enteras? Tal vez los guionistas usaron la propia historia de EEUU, haciendo un reflejo con la Guerra del Vietnam que se prolongó con diferentes grados de presencia militar norteamericana desde 1955 hasta 1975 (teniente su punto álgido a partir de 1965).
 
Las guerras de la frontera con Cardassia no han quedado bien explicadas y lo peor es que parece que durante la propia realización de las series los equipos de producción no les interesaron aclararlas mejor. Incluso en Deep Space Nine apenas se la menciona y hubiera sido el marco perfecto para conocer más detalles o simplemente haberla usado como trasfondo para los personajes que aparecen y no solo la ocupación de Bajor. Se creó un nuevo adversario retorcido y traicionero (que no fueran los romulanos), pero no se pararon a crear un background más elaborado (o simplemente les dio igual desarrollarlo) y como siempre ocurre, los añadidos posteriores no siempre tienen en cuenta lo dicho anteriormente. Y aunque este hecho no afecta a la concepción de esta raza, una de las de mayor presencia en el universo Star Trek: la cardassiana, sí deja un poso de extrañeza por parte de la Federación. ¿Por qué permitió que el conflicto se prolongara tanto tiempo? ¿No podían o no querían vencer esa guerra? En todo caso deja a Cardassia como un poderoso enemigo al que no es fácil de doblegar.

Ll. C. H.

Notas de producción:
(1) Según una línea del diálogo suprimida del capítulo.

(2) Es posible que de esta forma fijaran los límites de expansión de los cuadrantes Alfa y Beta para ambas potencias. La frase indica que cita Seven of Nine dice “especie”, pero teniendo que al Federación está formada por muchas especies, hubiera sido mejor indicar “potencia”.

4 comentarios:

  1. Buen articulo Llorenç,Owen Paris era el padre de Tom paris?

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario. Owen Paris es el padre de Tom Paris. Aparece sobre todo en las últimas temporadas de Voyager.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Grandioso artículo. Tengo ganas de seguir con el revisionado de las series de Star Trek (estoy ahora por la cuarta temporada de TNG pero no tengo tiempo de seguir por ahora :S)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Isaías,

      Espero que pronto puedas seguir con el revisado de TNG, que ahora vienen las mejores temporadas (hasta la 7ª que entonces la desigualdad en la calidad de los guiones se hace muy notable) creo que todos ellas son excelentes.

      Eliminar