martes, 31 de marzo de 2015

Clase Niagara



La clase Niagara era una nave veloz, cuya historia está íntimamente relacionada con el desarrollo de la barquilla LF-14. (1) Esta podía generar un campo de curvatura estable, capaz de jugar con los armónicos subespaciales y mantener altas velocidades durante largos periodos de tiempo y que se convertiría, durante más de 40 años en la barquilla estándar de la Flota Estelar.

Barquilla de curvatura FL-14
El requerimiento de la Directiva de Exploración 670.3 del 2320 establecía el desarrollo de un crucero rápido basado en la clase Ambassador como nave correo polivalente. (2) Técnicamente la configuración óptima para una nave estelar es de dos barquillas de curvatura para la generación de energía, como el control del navío [ST: TNG Technical manual] en lo que se refiere a velocidad, consumo y alcance. Una sola barquilla aumentaba la autonomía, pero reduce la velocidad. Mientas que una configuración triple incrementa la velocidad, pero debido a su gran consumo, reduce alcance de la nave y por tanto las prestaciones de la nave. Como ocurrió en el siglo XXIII con los acorazados de la clase Federation. Pero al ser esta configuración era la ideal para el requerimiento de una nave correo, era necesario encontrar la manera que no se sacrificara el perfil operativo a costa de un alta velocidad.
Para lograr eso no se podía añadir simplemente un tercer elemento al conjunto, como había ocurrido con la clase Federation, sino que se tenía que diseñar un sistema que no consumiera tanta energía. Para ello era necesario modular la resonancia magnética creada por las bobinas de curvatura para que se adaptara a la distorsión subespacial. Así los trabajos se iniciaron en el Laboratorio de Propulsión de Tanaline basándose en la experiencia acumulada del modelo LF-11. Esta barquilla era compacta y generaba una gran potencia, capaz de impulsar la gran masa que eran los cruceros Ambassador. (3) De manea que lo primero que se hizo fue trabajar en el diseño en unos inyectores de plasma capaces de modular la variación de polaridad, adaptándose en cada momento a las necesidades energéticas del sistema, que aumentara y disminuyera automáticamente el flojo de energía. Esto reduciría la fricción ante la resistencia subespacial y disminuía el consumo que necesitaba el sistema para mantener la velocidad. Finalmente se logró crear una distorsión estable de manera constante que creaba microvariaciones en la dinámica de curvatura y con un consumo aceptable que no reducía considerablemente la autonomía de la nave. Al mismo tiempo otro equipo trabajaba en una bobina magnética que pudiera canalizar los cambios de energía que el nuevo inyector requería de manera segura y duradera. El resultado fue un diseño ovalado que podía generar un campo armónico subespacial estable. Cada barquilla contaba con 18 bobinas que tenían un denso revestimiento de verterium-cortenide, con un núcleo de tungsteno-cobalto-magnesio [Investigations (VOY, 2.20)], con una masa de 1.23 x 106 toneladas métricas y con una vida útil de 1,200.000 horas-Cochrane [ST: TNG Technical manual].
El resultado final fue una barquilla flexible y capaz de adaptar, gracias a sus inyectores y sus bovinas, el campo de curvatura e impulsar a gran velocidad la nave, mejorando el deslizamiento a través del subespacio. Y gracias a esta adaptabilidad era también capaz de acoplarse a diferentes configuraciones geométricas, tamaños y dimensiones de otras clases, sin perder el rendimiento óptimo con respecto al gasto energético. Las escoltas de la clase Freedom, que tenían una sola barquilla, fueron las siguientes naves en ser equipadas con el modelo LF-14. Con el tiempo y tras algunas mejoras menores que no alteraron su aspecto exterior, apareció el modelo LF-41, que se instalaría en clases tan distintas como en algunas unidades de la clase Tesla, y desde su origen en la Challenger, la Nebula y la Galaxy. Actualmente se está estudiando actualizar la clase Galaxy e incrementar su velocidad gracias a la instalación de una tercera barquilla del modelo LF-41. Su funcionamiento interno permitió además poder ajustarse, ya con cambios en su aspecto y tamaño, a otras naves como la Norway, la New Orleans, la Steamrunner, la Akira, la Saber y las runabouts Danube, así como a la lanzadera Tipo-7. (4) Lo que hace que el modelo de barquilla LF-14/LF-41, uno de los mejores diseñados de la Federación.
No sería hasta la publicación de los estudios experimentales llevados a cobo por el doctor Nils Diaz en el Laboratorio de Propulsión de Tanaline en el 2370, que adaptaba una configuración del campo de curvatura desincronizado con el flujo de plasma, y que aumentaba la integridad del campo de curvatura en un 7% [Lower decks (TNG, 7.15)], que permitirió superar el concepto de la barquilla LF-14 y su heredera LF-41. Este concepto se implantó en el siguiente sistema de curvatura para la clase Sovereign con la barquilla LF-44 y el LF-50 de la clase Prometheus.


Diseño del casco
Mientras se trabajaba en la manera de permitir fluctuar la dinámica de distorsión subespacial, otro equipo de diseño empezó a buscar en los Astilleros de Mantenimiento Próxima la arquitectura óptima para el nuevo sistema de barquillas. Era necesario generar el campo adaptando a los 3 puntos de emisión y que no se solaparan, sino que estuvieran sobrepuestos, con lo que su proyección se reforzara entre ellos. Las simulaciones indicaron que la mejor geometría era instalar el tercer elemento del sistema por debajo de la distorsión principal, que compensara el tamaño del campo de curvatura y permitiría deslizarse con mayor facilidad en el subespacio.
Para mejorar la aerodinámica de la nave con una geometría de triple barquillas, se tuvo que alterar el aspecto original de la clase Ambassador. El casco de ingeniería se dejó prácticamente igual, ya que era necesario para instalar el reactor materia/anti-materia en su interior, lo que además permitía tener mucho espacio de carga. Pero se eliminó el cuello de unión con la sección del plato y este se estilizó y sus líneas se hicieron más sencillas y aerodinámicas, reduciendo el número de cubiertas y haciendo su interior más compacto. De esta manera la distorsión de curvatura tenía un menor tamaño y se reducía la fricción generada en el subespacio alrededor de la nave.

Historial de servicio:
Se había querido una nave rápida y se logró. Cuando el USS Niagara fue activado en el 2327 no tardó en batir todos los records de velocidad de la Flota, al poder generar una velocidad máxima de curvatura de factor 9.5 durante 12 horas, con una velocidad de crucero sostenido de factor 8.9. Que no serían superados hasta la entrada en servicio en el 2351 de la clase Nebula, capaz de alcanzar un factor de 9.6 durante 12 horas [ST: Starship spotter].
Como nave correo su perfil operativo daba prioridad a misiones de transporte urgente, tanto de todo tipo de equipamiento, como de personal. Siendo habitual desplegarlas en situaciones de emergencia, como trasladar suministros médicos o grupos especializados, en lugares aislados o cuando el tiempo era un factor primordial. De esa manera también solía realizar misiones de búsqueda y rescate en el espacio profundo. Y aunque tenían unas instalaciones menos completas que otras naves contemporáneas, como la clase Ambassador, la Tesla o el tipo Pegasus, contaba con una amplia gama de laboratorios científicos. Debido a esto y como sucede en los modelos con menos capacidades  multidisciplinares, las Niagara solía especializarse en alguna rama científica o un tipo de cometido concreto. Mientras que otras naves de la clase, gracias precisamente a su velocidad, les permiten formar parte del grupo de reacción rápida de la Flota Estelar centradas en misiones médicas o emergencias planetarias de diversa índole. Y aunque ya llevan en servicio más de 60 años y han sido superadas en velocidad por clases más modernas, estas naves sufrieron una serie de actualizaciones de gran calado, como la actualización del ordenador principal del USS Wellington en la Base Estelar 74 a manos de técnicos de Bynaus en el 2364 [11001001 (TNG, 1.15)]. (5) Lo que permitirá mantenerse en misiones de primer orden durante los siguientes años.
Además de estas misiones es normal verlas en la frontera con potencias hostiles como la misma Wellington, bajo el mando del capitán Thomas Pucer, que fue asignada en el 2365 a patrullar el sector 130 en la Zona Neutral Romulana [The measure of a man (TNG, 2.09)]. Antes de esa fecha participaron activamente en el conflicto del borde Galen contra los talarianos a finales de la década del 2350 [Suddenly human (TNG, 4.04)] y a lo largo de las guerras de la Frontera con Cardassia [The wounded (TNG, 4.12)]. Su alta velocidad les permitía acudir con rapidez a los puntos calientes y sus características tácticas de cruceros, les permitía imponerse a enemigos en ocasiones numéricamente superiores. Aunque esto tuvo un alto precio y se perdieron numerosas naves durante estos y otros conflictos. Como el USS Princeton, que formaba parte de las 39 naves enviadas a interceptar al cubo borg en Lobo 359 en el 2367 [The best of both worlds (TNG, 4.01)].

Características
Tipo: Crucero rápido
Comisionada: 2327-2360
Constructor: Astilleros de Mantenimiento Próxima
Producción anual: 377 (96 perdidas)
Desplazamiento: 2,950.000 toneladas métricas
Dotación: 420 oficiales & tripulantes
Máxima en evacuación: 7.500
Dimensiones:
            Longitud: 480 metros
            Envergadura: 318,27 metros
            Altura: 198,19 metros
            Cubiertas: 23
Planta de energía:
            Curvatura: un reactor principal M/AM alimentando 3 barquillas compactas de curvatura LF-14
            Motores de impulso: 2 unidades subatómicas RST
Capacidad de curvatura:
            Velocidad de crucero: factor 7
            Máxima velocidad de crucero: factor 8.9
            Máxima de emergencia: factor 9.5 por 12 horas
Armamento:
            7 trincheras phasers Tipo IX
            2 tubos lanzatorpedos de fuego directo
            Capacidad de almacenaje: 60 torpedos inmediatos
Sistema defensivo:
            Sistema de escudos deflectores
            Casco estándar de duranium/tritanium
            Sistema estándar de campos de fuerza estructurales
Ordenador principal: Daystrom Doutronic III con un procesador Multitronico M-10
Sistema de navegación: RAV/ISHAK Modelo 3 de guía celestial de curvatura
Laboratorios científicos: 6 (3 Bilógicos/químicos con capacidad médica; 3 multifuncionales dependiendo de la misión)
Vida útil estimada: 80
Mantenimiento:
            Autonomía: 1 año
            Estándar: 5 años
            Actualización en astillero: 10 años
Vehículos embarcados: Un hangar con una capacidad total de 16 lanzaderas (4 Tipo-8; 2 Tipo-9; 2 Tipo-7; 4 Tipo-15; 4 workbees)
Naves: USS Wellington NCC-33821; USS Princeton NCC-59804 (6)

Fecha estelar 56948.3
Base de datos técnica de la Flota Estelar



Notas de producción:
(1) Cuando Gregory Jein construyó la maqueta del USS Princeton para The best of both worlds (TNG, 4.01) usando las barquillas de la Enterprise-D y el casco de la Ambassador. Por lo que se pueden deducir que la clase Niagara estaría entre ambos modelos, pudiendo deducirse dos posibilidades. La primera que estas habían sido actualizadas con tecnología más moderna. Esto llevaba a que otras naves también habían tenido que ser actualizadas: clase Challenger y Freedom. ¿Pero entonces porque otras naves más antiguas, como las Miranda o Excelsior no habían sido actualizadas con elementos más modernos? Y la segunda: que la tecnología usada en la clase Galaxy era una evolución de otras existentes. Esta es una explicación que más me gusta y permite un mayor juego a la hora de buscar una explicación coherente (aunque en ocasiones rebuscada) a los diferentes diseños navales. Se ha usado el nombre de FL-14 por dos motivos: el primero es un juego de números con la FL-41 de la clase Galaxy. Y segundo porque la numeración baja coincide con el diseño anterior de la clase Niagara con respecto a la Galaxy.

(2) Esto coincidiría con la información de crucero rápido aparecida en el juego de rol de Last Unicorn Games, en su módulo Ship recognition manual 1. Donde también se indica que entró en servicio en el 2349, pero los números de serie de las naves mencionadas las situarían algunas décadas antes, más cercanas a la aparición de la clase Ambassador, de la que tiene la misma sección de ingeniería.

(3) El aspecto de la barquilla de la clase Ambassador es muy similar al de la clase Galaxy, sobre todo en comparación con la barquilla de la era de las películas, por lo que es lógico pensar en una evolución a partir de este modelo. La nomenclatura de LF-11 es una especulación del autor.

(4) Estas son las naves vistas en pantalla que llevan esta barquilla. Las clases New Orleans y Norway tienen una forma muy similar, aunque tendrían que ser más pequeñas, ocurriendo lo mismo con las runabouts de la clase Danube y la lanzadera Tipo 7. Por mi parte he teorizado que las clases Akira y Steamrunner, cuyas dimensiones de barquillas son muy similares, también podrían derivar de esta, incluyendo la Saber, que aunque más pequeña, se parece mucho a la de la clase Akira. Además los fans han ideado un sinfín de diseños usando estas barquillas para otras naves como: Tesla (cuya ficha podéis encontrar en este blog), Korolev, Grand Alliance o Macpherson entre otras, solo por poner un ejemplo.

(5) El USS Wellington fue mencionado por primea vez en 11001001 (TNG, 1.15), e identificado como de la clase Niagara en la ST: Encyclopedia, con el número de registro NCC-28473. Pero en la edición remasterizada de The measure of a man (TNG, 2.09) se puede leer en el panel de despliegue naval la matrícula NCC-33821 asignada a la USS Wellington. Escoger la información más oficial nos hace seleccionar la matrícula aparecida en la remasterización de TNG.

(6) En el libro de Last Unicorn Games, RPG Ship recognition manual 1, se mencionan además estas naves: USS Wells NCC-39217; USS Fairfax NCC-39643; USS Raleigh NCC-51378; USS Joshua Tree NCC-56676; USS Hamra NCC-58279 (Dominion War, LUG); USS Thims NCC-59015; USS T’Pavis NCC-60023.

Ll. C. H.

Links de interés:
Reconstrucción de la Niagara:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada